viernes, 25 de junio de 2010

Se que nunca se fue

Confundidos miraban tus ojos
princesa saqueada de ilusiones
ocultando el alma encarnecida
olvidando penas con tu aliento.

Tristes se percibían tus tonos
refrendaban frases tu imagen cansada.
¿Que te hicieron allá donde estuviste?
Ángel de seda con alas en plata.

No hables ahora, tan solo descansa,
justo al momento que a mi lado te amparas.
Reconoce que nunca realmente te fuiste
y hoy solo has vuelto a llenar a esta casa.

Hoy que has devuelto completas mis ansias
por coger una pluma, por dejar la resaca;
en tanto querer que desbordan canciones
con inspiraciones que tus dedos desatan.

Hoy que la verdad se ha hecho presente,
existiendo y luchando por darse acentuada
...feliz y lamentablemente
…una vez más

4 comentarios:

Mel dijo...

Hace mucho que no leía a Oscarito, se le extraña!

aNdAiRa dijo...

Bien dicen que no hay mejor lugar como el hogar, y cuando se regresa, después de una larga jornada, de un vieje que pareciera interminable, cuando se vuelve aún y cuando se pensaba que no retornaría... en esos momentos, no pregundar, solo tender los brazos para resguardo por si se sintiese desfallecer, eso es lo mejor que puede hacerse...
Ya las palabras surgirán y esa nube de nostalgia se precipitará, incrementará los torrentes internos y su sal terminará por sanar las heridas.
Al fin de cuentas nunca se fue, tan solo fue un largo instante del parpadeo

yamilet dijo...

Si es cierto hace full que no escribias, pero siempre es un placer leerte!! :)

Allison Bellido dijo...

Bello escrito...